El porteo no es una moda

EL PORTEO NO ES UNA MODA

Cada vez es más frecuente ver familias porteando a sus bebés lo que ha llevado a algunas personas a plantearse los motivos por los que algunos padres y madres optan por esta opción. Buena parte de la población no se ha parado a pensar cuáles son los beneficios del porteo y creen que este fenómeno es una moda más, una tendencia que con los años desaparecerá… Creen que tan sólo se trata de una moda alternativa que pretende imitar el modelo de maternidad de los países subdesarrollados, y desde este punto de vista no entienden cómo es posible que con calles y aceras pavimentadas los padres se empeñen en transportar a sus hijos en brazos existiendo todo tipo de cochecitos en el mercado.

La verdad, es que los que tenderán a desaparecer, o siendo más realista, tenderán a verse menos frecuentemente, son los cochecitos. Y es que esta “moda” del porteo, como algunos la definen, nace a partir de un movimiento de renovación en la crianza de nuestros hijos, nace a raíz de una serie de necesidades que los padres ven complacidos con los portabebés ergonómicos y sobre todo nace a partir de una base científica (médica, psicológica y neurológica) que defiende este movimiento: el regreso de un porteo más natural, el retorno de una crianza más cercana.

Esta “moda” ha venido para quedarse porqué:

  1. No es una moda, es un movimento de renovación de crianza.

Las modas siguen tendencias y buscan la obsolescencia de mercados anteriores para generar nuevos beneficios. Si bien existen miles de portabebés con diferentes decoraciones y estampados que juegan con los colores y las tendencias de moda, los padres no los compran por esta razón, los compran porque han entendido (o en algunos casos intuyen sin haber leído toda la base científica) los beneficios que estos ofrecen para la calidad de vida de sus hijos y de ellos mismos. “Los portabebés no son una moda, sus colores y estampados sí.”

2. La neurociéncia i l’epigenética estan demostrando los constantes beneficios del porteo

El ADN contiene toda la información que necesitamos para vivir y desarrollarnos en nuestro entorno, pero las células sólo leen una parte de la información. Tan sólo leen y desarrollan aquellas partes que le son útiles para adaptarse al entorno. Durante la exogestación (los nueve meses después del parto) se ha demostrado que los bebés desarrollan más que nunca su cerebro y es en este momento, que necesitan un entorno cálido, cercano y seguro para que puedan manifestar y desarrollar su potencial y sus capacidades. Mantener los bebés cerca de las madres y de los padres ofrece esta calidez que necesitan y su cerebro está menos estresado y por tanto más abierto a captar e interpretar estímulos externos. Para saber más sobre estos aspectos puedes leer este artículo.

  1. Los fisioterapeutas y los pediatras también lo recomiendan

Después de muchas controversias dentro del mundo del porteo finalmente se ha llegado a la unanimidad entre los especialistas que se han posicionado. Y es que muchos de los modelos de portabebés que se han lanzado al mercado no son ergonómicos, es decir no son adecuados para el desarrollo del niño y esto provocó que muchos fisioterapeutas y pediatras los desaconsejasen. Sin embargo, ahora después de mucho debate, todos los especialistas coinciden (ver este artículo) que tanto los fulares, las bandoleras, los Mei Tais, como las mochilas son muy beneficiosas para el desarrollo fisiológico del bebé si éste se mantiene frente a frente con el portador, sus piernas quedan flexionadas (con las rodillas un poco más arriba de la altura de la cintura) y abiertas, y su peso queda bien repartido desde detrás de las rodillas hasta detrás de la cabeza. De hecho, este consenso ha llevado a médicos y fisioterapeutas a afirmar que en este caso los portabebés son más saludables y beneficiosos para los niños que los propios cochecitos, ya que permiten llevar el niño verticalmente en una posición que se adapta más a la forma de su columna vertebral al tiempo que les permite liberar de la presión excesiva que reciben los bebés en la espalda, cabeza y nuca tras pasar demasiadas horas del día en posición horizontal.

4. Más versátil que los cochecitos

La mayoría de portabebés ergonómicos están hechos de materiales naturales, pero sobre todo muy ligeros. Las bandoleras y los fulares se pueden plegar hasta el punto de que se pueden guardar en una mochila pequeña, o una bolsa de mano. Su colocación es muy rápida y permite poner y sacar al bebé tan o más rápido que en un cochecito. Además nos facilita la vida a la hora de subir y bajar escaleras, pasar por lugares estrechos o incluso, si tenemos que coger el coche nos olvidamos de tener que perder tiempo plegando el cochecito y las ruedas para guardarlas al maletero (si es que nos caben).

5. Más económico que los carritos

Por el precio de un cochecito los padres actualmente pueden conseguir todos los tipos de portabebés que existen y todavía les sobraría algo de dinero. Un buen portabebés evidentemente no es económico, y todavía menos si está hecho con materiales naturales, ecológicos y que respeten los derechos de los trabajadores. Aún así su confección y las materias primas son más económicas en comparación a todos los elementos de un cochecito y hace que el resultado sea mucho más económico.

Para poder realizar un buen porteo es adecuado tener más de un portabebés ya que tanto los pequeños como los padres irán cambiando sus preferencias en función del paso del tiempo, las actividades que se quieran hacer con él y su duración (mirad este artículo sobre excursiones i viajes con bebés). Así que más vale tener tres portabebés diferentes que un solo cochecito.

6. Algunos se pueden reutilizar 

Las bandoleras, una vez ya han dejado de ser útiles se pueden reconvertir en hamacas para los pequeños. Un ingenio de lo más divertido para pasar el rato jugando en el comedor o en el jardín. Los fulares se pueden guardar para cuando se quieran hacer pequeños disfraces, representaciones en el comedor o ¡lo que quiera la imaginación del niño! Eso, o siempre se pueden guardar para un hermano pequeño que venga por sorpresa! Como no ocupan nada de espacio nunca está de más tener uno guardado por lo que pueda pasar …;)

happy-feather-portabebes-algodon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

UA-53150861-1